#post 01 ¿Estudiar en vacaciones?


Deja que te cuente una pequeña historia que, quizás, te suene de algo…

Marcos es percusionista, tiene 18 años. Comienza el verano y se siente eufórico. Ha sido un año de mucho esfuerzo. Es hora de descansar, al fin. Los primeros días de vacaciones pasan, cada vez se hacen más largos. Poco a poco comienza a sentirse perdido. No sabe qué hacer ni cómo descansar. ¿Debería estudiar o seguir desconectado de cualquier actividad musical?

Marcos lleva más de 10 años estudiando en el conservatorio, lo cual significa que ha compaginado sus estudios de música con las clases en el instituto durante mucho tiempo. Toda su vida ha sido muy sacrificada - y lo sigue siendo -. Pero es un apasionado. A veces, se siente un bicho raro, pero está totalmente seguro de que quiere dedicar su tiempo - en cuerpo y alma - a convertirse en el mejor percusionista que pueda llegar a ser.

Durante el curso, Marcos se siente bien. Sabe lo que tiene que hacer: los profesores guían su camino y se siente acompañado. Pero llegan las vacaciones y le asaltan muchas dudas:

Y AHORA … ¿QUÉ HAGO?

------------------------------------

¿Te sientes identificado con la historia de Marcos? A veces nos sentimos perdidos durante las vacaciones porque no estamos habituados a ellas. Sobre todo, los primeros días. Luego, lo normal es que te acomodes y te dejes llevar. Pero esto puede ser peligroso si no dispones de un orden, de una estrategia.

Y la estrategia es muy sencilla. Se trata de encontrar un equilibrio entre el tiempo de descanso y el estudio. Si tus días libres son pocos, la tendencia será desconectar al máximo. Es normal. Tu mente lo pedirá a gritos. Pero en el caso de ser estudiante, con una media de 2 meses de vacaciones en verano... ¿No crees hay tiempo para todo?

El método de estudio durante los periodos de vacaciones es diferente al resto del año. El descanso prima ante todo y de forma natural, buscamos actividades para disfrutar.

Por ello, debes buscar una motivación muy fuerte para que nada te impida disfrutar mientras estudias. De hecho, debes enfocarte en aquello que más te apasiona. Si te gusta el jazz e improvisar, por poner un ejemplo, aprovecha y sácale partido durante las vacaciones. Busca ejercicios, métodos, vídeos o cualquier fuente que te aporte nueva información. Proponte objetivos sencillos de cumplir. Así, te sentirás satisfecho y motivado.

A continuación, te presento algunos consejos para organizar tu estudio durante las vacaciones. Los puedes tomar como ejemplo, por si te sientes un poco perdido.

  1. Busca una motivación.

Puede que te apasione estudiar conceptos como improvisación, música del siglo XX, música clásica o, incluso, hacer arreglos de obras de otros instrumentos. O quizás te sientes más motivado estudiando una obra X que te encanta o mejorando algún aspecto técnico/musical que te hace sentir mas cómodo.

La motivación depende de ti mismo. Búscala y añádela a tu rutina.

2. Objetivos a corto plazo.

Comenzar el próximo curso con fuerza puede ser uno de tus objetivos estas vacaciones. Así no perderás tiempo retomando capacidades técnicas y musicales los primeros días del curso. Si comienzas con fuerza, ahorrarás tiempo y tus resultados serán mucho mejores.

Ejemplos de otros objetivos a corto plazo:

  • Encontrarme cómodo con mi postura corporal y sin tensión.

  • Adquirir velocidad en golpes simples.

  • Mejorar redoble.

  • Cuidar sonido en la caja/ marimba.

  • Investigar nuevas escalas/acordes.

  • etc.

Recuerda: será el/los objetivo/s que tú decidas.

3. No seas estricto contigo mismo.

No olvides que estamos en vacaciones y el objetivo principal es el descanso. Si un día - o varios - no puedes estudiar.. ¡No pasa nada! No te agobies.

4. Disfruta estudiando

No lo hagas por obligación. Estudia porque de verdad te apetece y te motiva lo que estás haciendo.

------------------------------------

Además de estos 4 consejos, te propongo una lista de aspectos importantes que también debes tener en cuenta. Todo tiene que ver con un buen mantenimiento:

1. Repasar y trabajar los aspectos/conceptos que has asimilado durante el último curso.

2. Ejercicios técnicos.

Como sabes, tu capacidad musical expresiva depende directamente de tu efectividad técnica en el instrumento - o instrumentos, en nuestro caso. Si técnicamente tienes problemas, será más complejo avanzar y expresarte musicalmente.

Para la práctica de ejercicios técnicos en vacaciones, puedes sintetizar y trabajar 2 instrumentos clave: caja y marimba. Todo percusionista dispone de una caja sorda. Úsala. En el caso de que no tengas marimba, puedes realizar ejercicios muy interesantes sobre cualquier superficie: una mesa, el suelo, sofá, cama, etc.

3. Descubrir poco a poco tu propio camino:

Busca nuevas obras, estilos, etc. No dejes de probar, no te cierres puertas. Es más, ábrelas. Que te ciegue la luz. Las vacaciones son un buen momento para investigar con tranquilidad.

Y ya para terminar, permíteme que te dé un consejo. Aunque tu profesor o profesora esté encantado/a de darte muy buenas pautas para las vacaciones, intenta mirar un poco más allá. Pregúntate qué es lo que realmente te apasiona y te motiva. No esperes instrucciones con puntos y señales. Sí, es muy cómodo, lo sé. Es el camino fácil. Pero te aseguro que es mucho más interesante que aproveches este tiempo de desconexión para conocerte a ti mismo y descubrir nuevos horizontes.

Durante las vacaciones, no debes tener miedo a perder el tiempo.

¿TE ARRIESGAS?

#vacaciones #Estudio #percusion

23 vistas